El Gin: Retorno Triunfal

Desde un tiempo a esta parte, hemos sido testigos imperturbables del renovado protagonismo que el Gin ha experimentado en el escenario de la coctelería mundial. El ron y el vodka le habían robado por un tiempo gran parte de esa relevancia que una vez tuvo.  Sin embargo, hoy ha vuelto para quedarse.

Como ha sucedido con la gran mayoría de las bebidas alcohólicas, su historia, desarrollo y comercialización ha estado estrechamente ligada a holandeses e ingleses.      

La palabra Gin deriva del francés genièvre (del holandés junever o del italiano ginepro). Las tres palabras  significan enebro, que es una baya silvestre muy extendida en Europa. Su descubrimiento se sitúa en los Países Bajos (Holanda y Bélgica), pero es en Inglaterra donde logra una gran aceptación y mayor consumo. Su graduación mínima es de 40% y puede alcanzar los 60% de Vol. Alc. En la Comunidad Europea el volumen mínimo es de 37.5%.

Podemos definir al Gin como un destilado (neutro) procedente de algún cereal o de otra especie natural, que ha sido saborizado con bayas de enebro.

Con el afán de simplificar nuestra elección de un Gin en este mar de marcas, tipos y variedades, podemos clasificarlo por origen o elaboración, y por la variedad de botánicos que se le agregan.

En cuanto a su origen o elaboración, existen cuatro tipos de Gin:

Espirituoso Aromatizado con Enebro: Se obtienen aromatizando alcoholes de origen agrícola, aguardientes o destilados de granos  con bayas de enebro común o de enebro rojo. Son por lo tanto, destilados económicos con sabor a enebro. Se les permite el etiquetado con la palabra Ginebra.

Gin: Este tipo de Gin sólo puede estar aromatizado con bayas de enebro común y el alcohol etílico  utilizado puede ser  de cualquier origen agrícola.

Gin Destilado o Distilled Gin: En este caso primero se obtiene el alcohol etílico por destilación de mostos procedentes únicamente de bayas o de granos, y posteriormente se vuelve a destilar con presencia del enebro. En esta fase también se  permite la adición de botánicos naturales o de saborizantes.  Esta categoría aglomera la mayoría de marcas y orígenes.

London Gin o London Dry Gin: Es el Gin por excelencia en su forma más pura. Tiene mucha similitud con la categoría anterior, pero con algunos atributos únicos que marcan diferencias. Todos sus ingredientes deben ser naturales, no está permitida la adición de  saborizantes, colorantes o aditivos luego de la destilación, la cantidad de azúcar residual no debe ser mayor de 0.1 grs. por litro (por eso el término “Dry”-“Seco”); se suelen utilizar aún alambiques de cobre tradicionales para destilar. El alcohol resultante de la segunda destilación es cercano a los  70° en volumen, el cual es posteriormente rebajado con agua para ajustarlo a los rangos permitidos. Es siempre seco y con intenso aroma y sabor a enebro.  Cabe resaltar que la palabra “London” no se refiere al origen sino al estilo de elaboración.

Tipos de Gin según sus botánicos: Herbales, florales, afrutados, especiados, cítricos.

Bueno, ¿qué dicen? ¿Se animan por unos tragos con Gin este fin de semana? Sean los clásicos o los muy elaborados, sus cócteles tienen esa apreciada virtud de animar cualquier reunión.

¡L´Chaim!

Receta: Tom Collins

  • 2 onzas de ginebra
  • 1 onza de jugo de limón
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 3 onzas de soda, club soda
  • 1 cereza marrasquino
  • 1 rodaja de naranja

En un vaso martinero (shaker) pon hielos hasta la mitad, agrega la ginebgra, jugo de limón y el azúcar.Tapa y mezcla bien.Sirve en un vaso con mucho hielo. Agrega el club soda, la cereza y la rodaja de naranja.