“La historia de Familia Fernández Rivera comienza con el ingenio de Alejandro Fernández y Esperanza Rivera y el esfuerzo y unión de una familia. Juntos crearon, a ojos de Robert Parker, uno de los mejores vinos del mundo. Actualmente, cuentan con cuatro bodegas, un hotel y un equipo humano de más de 120 personas. Familia Fernández Rivera ha sabido adaptarse a las necesidades de su tiempo. En el presente, sus vinos y productos se comercializan en más de 70 países”

Familia Fernández Rivera

Cerca de 50 años de historia. Familia Fernández Rivera ha vivido y vive rodeada de viñedos. Siente un respeto, amor y orgullo infinitos por el vino y por su Tierra, Ribera del Duero.

Bodega Tinto Pesquera, Condado de Haza, Dehesa la Granja, El Vínculo y el Hotel AF Pesquera. En total, cuatro bodegas y un hotel conforman la estructura de una empresa que aspira a seguir siendo un referente en el sector enológico nacional e internacional.

“50 AÑOS DE ÈXITOS IMPULSADORES DE LA D.O RIBERA DEL DUERO”

Es pionera en los métodos de elaboración de la Tempranillo. El vino recibió este nombre en honor a Pesquera de Duero, localidad donde se ubica la bodega y en el que nacieron Alejandro y Esperanza. Tinto Pesquera es todo un referente.

PESQUERA CRIANZA

Notas de Cata: Aspecto limpio y brillante. Bonito y elegante color granate. Presenta en nariz agradables notas frescas con recuerdos a fruta roja como las frambuesas, y aromas balsámicos que dan lugar a un vino complejo y serio. Entrada golosa y afrutada en boca, notas balsámicas de regaliz y Juanola con un final elegante y recuerdos a bollería.

Maridaje: Carne a la brasa, asados de cordero lechal, cochinillo y ricos productos de nuestra gastronomía como el jamón ibérico de bellota.

Envejecimiento: 14 meses en barrica de roble americano 6 reposando en botella antes de la salida al mercado.

PESQUERA RESERVA

Notas de Cata: Se elabora con Tinta Fina (Tempranillo), sometido a unos encubados más largos, permitiendo llevar la crianza del mismo a 24 meses de estancia en barricas de roble americano, seguido de otros 12 meses de reposo en botella. Un vino de fama mundial refleja el carácter de toda una tierra llena de historias, costumbres y encanto; donde la modernidad y la tradición se dan la mano. Se distingue por su personalidad, bouquet y estructura, todo un regalo a los sentidos.

De color rojo picota intenso, limpio y brillante. Presenta una nariz muy profunda y elegante, abierta en aromas como frutos negros maduros, moras y regaliz, tostados y sobre un fondo de vainilla.

Combina con: Ideal para maridar con carnes rojas, piezas de caza de pluma (pato) acompañados de salsas o guarnición de frutas, asados, aves, carnes blancas, jamón, charcutería, quesos curados y azules.

 

PESQUERA MILLENIUM GRAN RESERVA

Notas de Cata: Color rojo picota con capa intensa y brillante. Aromas frutales y toques de madera bien integrados. En perfecto equilibrio con notas de frutos negros de grosella y mora. A los que se suman aromas a regaliz y notas especiadas, entremezcladas con notas de café. Amplio, carnoso y largo, con estructura tánica redonda y persistente. Tiene un paso de boca fino, goloso con fruta madura y torrefacto en el postgusto. Es un vino elegante y sedoso, con un buen envejecimiento en barricas de roble francés.

Edad: Media de 35 a 40 años.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble francés de 225 litros. El vino se redondea en botella antes de su salida al mercado.

Combina con: Ideal para acompañar todo tipo de carne roja y blanca, ideal para platos de caza y sobre todo con lechazo asado. Perfecto también con cualquier plato de cuchara, así como con postres: chocolates amargos, y tarta de queso.

Consumo: Vino con buen potencial de guarda, elaborado para persistir en el tiempo. Se recomienda decantar tres cuartos de hora antes del servicio.

PESQUERA JANUS GRAN RESERVA

Sólo se elabora en los años en que la cosecha ha sido excepcional. Así que se puede decir que es una obra de arte que nace la combinación de una selección de uvas selectas y el buen hacer y la sabiduría de Alejandro Fernández.

Notas de Cata: En vista, de un intenso color cereza rubí. En nariz es impresionante, con una gran complejidad, aún en la fase de desarrollo. En nariz, predominan los frutos rojos y negros, la vainilla, el cacao. En boca, posee una gran concentración de fruta, poderosa estructura y acidez totalmente integrada. Su final es largo y persistente.

Un vino diferente a los demás de la bodega y con el cual Alejandro Fernández quiso combinar tradición y modernidad, un gran reserva envejecido en viejas barricas de roble americano, que bautizó con el nombre de Janus, “en honor al dios romano de las puertas y umbrales (llegadas y partidas), de las vías de comunicación y de todo aquello que tiene un principio, un dios con dos caras, que miran al pasado y al futuro”.

Combina con: Es un vino ideal para acompañar muy bien la cocina de caza.

“EL MEJOR CRIANZA DEL MUNDO”

Familia Fernández Rivera plantó los primeros viñedos en 1987. Lo hizo a orillas del Río Duero, en una tierra que ya es mítica. En la actualidad, Condado de Haza cuenta con 200 hectáreas de viñedo 100% Tempranillo, la uva característica de las cuatro bodegas de Familia Fernández Rivera. Para perfeccionar sus vinos, todos elaborados con Tempranillo, la estructura de esta bodega se diseñó excavando un cerro. Además, tiene un botellero ubicado en un túnel a casi 30 metros de profundidad.

CONDADO DE HAZA CRIANZA

Notas de Cata: Limpio y brillante. Bonito color púrpura con ribete violáceo. En nariz, predominan las frutas negras como las moras y las grosellas. Aparecen sutiles notas florales como la violeta con notas de regaliz típicas de la variedad tempranillo. Aromas torrefactos propios de la crianza en barrica con ligeros toques de vainilla.En boca, entrada fresca, frutal y voluminosa con una acidez bien integrada. Persistencia en boca media-larga con una sensación cremosa y golosa de la crianza en barrica.

Edad: Media de 30 años.

Combina con: Ideal con asados de lechazo, cochinillo lechal y queso semicurado.

Envejecimiento: 14 meses en barrica de roble americano y 6 meses de reposo en botella.

Considerada una de las fincas más bonitas de la provincia, la seña de identidad de los vinos de Dehesa la Granja viene dada por una cueva subterránea de 3.000 metros cuadrados construido en 1750.

Familia Fernández Rivera ha dedicado parte de esta finca a la agricultura y a la ganadería. El grupo comercializa también garbanzos, queso y aceite de extrema calidad.

DEHESA LA GRANJA CRIANZA

Si hay una característica que diferencia a Dehesa la Granja de cualquier otro vino tinto, es el hecho de haber sido criado en las extensas cuevas de la bodega excavadas en piedra el siglo XVIII, justo bajo las modernas naves de elaboración.

Calificado con 93 puntos por James Suckling.

Notas de Cata: Limpio y brillante. Color granate. Nariz compleja, presenta fruta roja madura con presencia de torrefactos, dulce de leche, anisados, vainilla y un final de regaliz. Entrada golosa de fruta madura. Cuerpo bien estructurado con peso y volumen. Postgusto torrefacto, vainilla, café́, cacao … un vino goloso y amplio.

Consumo: Óptimo desde el momento de la compra. Se recomienda decantar 30 minutos antes del servicio, ya que pueden aparecer sedimentos que no afectan a la calidad del vino, procedentes de la elaboración natural.

Combina con: Perfecto acompañante de carnes rojas, como un solomillo de añojo con mostaza al vino tinto. También maridará a la perfección con platos de caza de pluma, como pichón estofado con hongos y trufas o con un magret de pato con salsa de arándanos.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble americano.

DEHESA 14 TEMPRANILLO

Un vino de autor, que ha envejecido durante más de 14 años en la cava subterránea de Dehesa la Granja. Le diferencia del resto de tintos de Familia Fernández Rivera su tiempo de crianza y la calidad de la Tempranillo con la que se elabora.

Notas de Cata: Bonito y atractivo color rubí, con tonos anaranjados. En nariz se percibe el tostado de la madera que se combina con su noble carácter frutal. Hay recuerdos de tabaco, chocolate, cacao, torrefactos, incluso tonos balsámicos. Éstos le hacen tener una nariz prodigiosa, potente, elegante y con mucha personalidad. En la boca es suave, elegante y temperamental. Nos recuerda a ciruelas negras en compota y dátiles, que convierten a este vino en profundo y estructurado.

Consumo: Decantar unos cuarenta y cinco minutos antes de su degustación para evitar los sedimentos propios de su larga crianza.

Combina con: Asados de cordero y cochinillo lechal, estofados de carne roja y piezas de caza menor como el faisán a las ciruelas.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble americano.

DG

Notas de Cata: A la vista presenta un rojo rubí. De aromas a frutos rojos, negros y madera bien integrada. Al gusto, de estructura noble , buena acidez y goloso.

Envejecimiento: 12 meses en barrica.

El Vínculo simboliza también la unión entre las dos Castillas y homenajea a la bodega de los abuelos de las actuales responsables de Familia Fernández Rivera.

El Vínculo es la excepción del grupo, pues es la única no mono varietal. Además de Tempranillo, crece en la Tierra Airén, una variedad de uva blanca con la que Familia Fernández Rivera consiguió uno de los mejores blancos de España.

ALEJAIREN CRIANZA

Notas de Cata: Color amarillo pajizo intenso con ribete acerado, limpio y brillante. Sutiles aromas de flor blanca, fruta de hueso y toques cítricos. Notas balsámicas y torrefactas de bollería y pan tostado. Entrada golosa y fresca que da paso a una sensación untuosa, resultado de su paso por barrica. Final largo y ligeramente amargo que invita a seguir bebiendo.

Consumo: Por su elaboración permite su guarda en botella presentado una evaluación favorable.

Combina con: Perfecto para acompañar entrantes, como jamón ibérico, foie así como arroces, pasta y pescado.

Envejecimiento: 18 meses en barrica de roble francés y 6 meses de reposo en botella, antes de su salida al mercado.

EL VÍNCULO CRIANZA

Nota de Cata: Color rojo picota con ribete violáceo, limpio y brillante. Elegante en nariz destacando la fruta negra, como la mora y los arándanos, y regalices característicos de la variedad Tempranillo. Notas de vainilla que denotan su permanencia durante 18 meses en roble americano. Entrada voluminosa, con tanino maduro, redondo y una persistencia larga en boca con notas de fruta negra, ligeros especiados y vainillas.

Consumo: Óptimo desde el momento de la compra.

Combina con: Carnes rojas a la brasa y pieza de caza menor, como la perdiz o la liebre.

Envejecimiento: 18 meses en barrica de roble americano y 6 meses de reposo en botella.

Combina con: Asados de cordero y cochinillo lechal, estofados de carne roja y piezas de caza menor como el faisán a las ciruelas.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble americano.

EL VÍNCULO RESERVA

Notas de Cata: Color granate con borde rubí. limpio y brillante. Elegante en nariz y complejo, destacando las notas especiadas y de regaliz con toques de fruta negra madura como las ciruelas. Entrada sutil, persistente en boca con un final largo con recuerdos a licor de café y mora. Vino fino y elegante.

Consumo: Óptimo desde el momento de la compra. Se recomienda decantar 30 minutos antes del servicio.

Combina con: Carnes rojas a la brasa y pieza de caza menor de pluma y pelo como la perdiz o la liebre.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble americano y 6 meses de reposo en botella.

Combina con: Asados de cordero y cochinillo lechal, estofados de carne roja y piezas de caza menor como el faisán a las ciruelas.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble americano.

EL VÍNCULO PARAJE DE LA GOLOSA GRAN RESERVA

Procedente del Pago de la Golosa, una viña de más de 90 años, este vino manchego es el único de los vinos procedentes de El Vínculo que envejece en barricas de roble francés.

Notas de Cata: Rojo rubí, con algún reflejo de tonalidades violáceas. En nariz exhibe un bouquet potente: floral, ahumado, ligeramente balsámico y mineral, con recuerdos a mermelada de cerezas negras, ciruelas y moras confitadas. En el paladar es denso, estructurado y equilibrado con una suave acidez que le da frescor y elegancia. Su postgusto está marcado por notas frutales intensas, larga persistencia ahumada, final especiado y un toque sutil de chocolate amargo.

Consumo: Listo para ser bebido, además evolucionará en botella. Decantar 30 minutos antes del servicio para oxigenar. Puede contener sedimentos debido a que no ha sido sometido a ningún proceso de filtración para obtener un vino más natural, algo que no afecta a la calidad del vino.

Combina con: Asados de cordero, chuletillas al sarmiento, cochinillo lechal y quesos semicurados.

Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble francés y 36 meses de reposo en botella.

TOMAR BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EXCESO ES DAÑINO