Vinos Blancos y Rosados: Cócteles Veraniegos

El verano ya está con nosotros y nos acompañará por tres soleados meses. Momento oportuno para combatir el calor y para refrescarnos con unos ingeniosos y sabrosos cócteles, elaborados con esa gran variedad de vinos blancos y rosados que tenemos a disposición. No es imperativo pero sí muy conveniente buscar algo con burbujas o un “frizzante” para darle un “twist” divertido y alegre a nuestra bebida. Insumos para combinarlos los hay, y muy variados: jugos, especias, frutillos, aguas carbonatadas saborizadas, bitters y jarabes. Así que no hay excusa para no convertirnos en unos barmen amateurs y, a la vez, asombrar a propios y extraños con unos ricos, coloridos y frescos “cocktails”.   

Aquí van algunos muy agradables:

1.- Sangría de vino Rosé con Fresas: No existe más clásica de clásicas que una sangría veraniega. Esta vez dejaremos el cálido vino tinto de lado, y lo reemplazaremos por un bien “heladito” rosado. Su preparación es muy simple. Cortemos fresas y limas, llenemos con ellas la mitad de una jarra de 1.5 Lts., agreguemos  1 ½ medida de vodka, una lata de San Pellegrino Limonata y y la rellenamos con el vino rosado. Traten que la fruta sea del día y que, adicionalmente, esté cortada en el momento previo a la elaboración. Esto hace que estén más vigorosas y crujientes.

2.- Spritzer de Vino Rosado: El vocablo germano Spritzer se usa para denominar una bebida alcohólica elaborada con vino blanco (o rosado) como base y con agua mineral (o agua carbonatada). Los dos deben estar muy fríos. Usemos un vaso alto, agreguemos algunos hielos, adicionamos una medida de jugo de arándanos (opcional), y mezclamos mitad y mitad del vino rosado con el agua gasificada (Sprite si nos  provoca algo más dulce). Adornar con unas hojitas de menta.

3.- Peach Wine Cooler: Lo más probable es que luego de Navidad, haya aparecido en casa, una lata de duraznos, ¿Cierto? Bueno, con este cóctel vamos a aprovecharla acertadamente. En una jarra de 2 Lts. añadimos dos tazas de duraznos cortados a lo largo, ½ taza de Pisco (Quebranta o Acholado), 1/3 de taza de miel, 1 limón cortado en finas rodajas y una botella de 750 Ml. de vino blanco. Remover un poco y refrigerar hasta que esté bien frío. Para servir, utilizar vasos largos, agregar unos cubitos de hielo y el agua mineral para finalizar.

4.- Ruby Negroni: Una variante veraniega del tradicional Negroni, que agrega algunos elementos que le otorgan un sabor aún más peculiar. En una coctelera llena con hielo, colocar: Una medida de Gin (London Dry), ½ medida de Porto (Tawny o Ruby), ¼ de medida de Licor de frambuesa. Batir bien y colocar la mezcla en una copa flauta y rellenar con Prosecco o con un Cava Brut. Adornar con una frambuesa.

5.- Aperol Spritz: Este clásico aperitivo del norte italiano es excelente para refrescarnos durante los calurosos días de verano. Tomemos un vaso alto, pongámosle hielo, coloquemos una rodaja de naranja y…aquí viene el truco: agregar primero 3 medidas de Prosecco muy frío (o Espumante, Cava o Champagne Brut), y luego verter 2 medidas de Aperol. Esto hará que las burbujas fluyan hacia arriba y se combinen perfectamente con el aperitivo. Ya no hay necesidad de remover. Para finalizar un chorrito de agua con gas.

Debemos señalar que los vinos blancos o rosados deben ser vinos jóvenes, de rica acidez y con buena intensidad de fruta. Vinos que hayan estado en contacto con madera sólo restarán frescura a nuestros cócteles.

¡A disfrutar el verano!